CONVENIENCIA DE UN DIAGNÓSTICO COMPLETO EN LAS ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES

Me gustaría aclarar el por qué de la importancia de un diagnóstico diferencial completo en las Altas Capacidades Intelectuales.

Aparte de saber si la persona es Superdotada o Talento (Simple o Complejo) dentro de la tipología establecida por la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gadner, no nos debemos de quedar sólo ahí en el diagnóstico; es preciso profundizar si estas AACCII son “puras” (esto es, si no tienen trastornos asociados) o si no lo son y llevan trastornos asociados: TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad/Impulsividad), Trastornos del aprendizaje, Asperger, Trastornos de personalidad, …., además de la problemática que suelen conllevar (aunque no siempre) asociadas de inadaptación personal (ansiedad, estados depresivos, baja autoestima,…), escolar (aburrimiento en el aula, desmotivación, bajo rendimiento o fracaso escolar,…) y social (falta de habilidades sociales y de asertividad, aislamiento social, incomprensión social, desubicación social,…).

El trastorno asociado a las Altas Capacidades Intelectuales más común es el TDAH (esto es, lo que sería la Doble excepcionalidad) y hay que decir que se da con bastante frecuencia.

Este diagnóstico dual es difícil de realizar, ya que las AACCII suelen camuflar y minimizar al TDAH, “justificando” su no presencia, ya que AACCII y TDAH tienen muchos puntos en común (la hipersensibilidad, el ir en contra de las normas, la intensidad emocional, la importancia de la figura del profesorado, el desinterés académico -casi siempre-, la  baja resistencia a la frustración y a las críticas, el interés por la justicia,… y un largo etc). Pero también tienen diferencias (las que son difíciles de ver en las evaluaciones): la más importante es la involuntariedad de controlar la atención y/o  las emociones e impulsos por parte de la persona que también tiene el TDAH (las AACCII puras pueden perder la atención o las emociones e impulsos, pero voluntariamente); y es que el TDAH es un trastorno en el que falta un neurotransmisor muy importante del cerebro -la dopamina- que regula, sobre todo, las funciones ejecutivas del mismo (el control de la atención, las emociones e impulsos, la planificación y organización del tiempo y actividades, la motivación de la persona, la toma de decisiones, la consecución de objetivos,…) y es un proceso crónico (cuyos síntomas limitantes pueden mejorarse, eso sí, a lo largo de la vida de la persona) con un componente heredencial importantísimo (entre un 80 y un 90%).

Así pues, es preciso profundizar en el diagnóstico de las AACCII, no quedarnos en la superficie, pues pueden tener un TDAH al lado y, el no diagnosticarlo, va a dar lugar a que esa persona (niño/a, adolescente) no esté bien dirigida del todo por su familia y por el colegio y no se sepa dirigir bien a sí mismo/a si es un adulto.

Para diagnosticar el TDAH cuando hay AACCII, es preciso tener en cuenta: los síntomas y/o limitaciones que presenta la persona mantenidos en el tiempo (mínimo, durante seis meses), la herencia que pudiera existir en su linaje, el historial clínico completo de la persona y las puntuaciones parciales obtenidas en los tests de inteligencia y aptitudes (bajan algunas de ellas, manteniéndose normalizadas las demás). Así y todo, a veces, es difícil establecer el diagnóstico, porque no tenemos pruebas específicas -psicológicas ni neurológicas- que así lo hagan (como en las AACCII); sólo el estudio exhaustivo de la persona nos ayudará a hacer un diagnóstico diferencial lo más ajustado y real posible.

Quiero terminar diciendo que el conocer el diagnóstico completo es un motivo de alegría porque, de este modo, la educación de los hijos (niños/as o adolescentes) y la orientación en el adulto es certera y ésta es la única forma de que la persona pueda estar bien dirigida en la vida y vivir en plenitud. No hay que tener miedo a conocernos y conocer a nuestros hijos/as.


 

Anuncios

Acerca de Marisol Gómez Ruiz del Portal

Psicóloga especialista en superdotados y altas capacidades
Esta entrada fue publicada en acoso, adolescentes, adolescentes conflictivos, adultos, altas capacidades, animadversión, APDI, autoestima, colegio, creatividad, disincronia, educación, favoritismo, felicidad, habilidades sociales, hipersensibilidad, individualidad, intereses, intervención educativa, intervención emocional, liderazgo, manipulación, niños, paz interior, preescolar, problemática, Progresint, relajación, sociedad, Superdotados, TDAH, Uncategorized, veto. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a CONVENIENCIA DE UN DIAGNÓSTICO COMPLETO EN LAS ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES

  1. Adela dijo:

    Muchas gracias por este blog que me ha resultado muy interesante.
    En cierta manera, hay muchos puntos con los que me siento identificada cuando describes a una persona con altas capacidades: sentirse distinto a los demás, facilidad para aprender de todo, curiosidad sin límites, etc. Sin embargo nunca he pensado que yo sea una persona superdotada, bastante lista pero sin llegar a la superdotación.
    De hecho, hace un año hice el test de Mensa y me salió que estaba en el percentil 85 de la población y por tanto, no podía formar parte de dicha asociación porque hay que pertenecer al percentil 98. Lo cierto es que lo hice dando por hecho que yo no podía superar el objetivo pero un buen amigo me lo recomendó, diciéndome que yo daba el perfil claramente, quizás sólo era una valoración subjetiva por su parte, así que por ese motivo hice dicho test.
    Por otro lado, a mis hijos les diagnosticaron síndrome de intestino permeable y cuya consecuencia era que la caseína de la leche entraba en su torrente sanguíneo y dicha caseína era transformada en el organismo en caseomorfina, con lo cual, este opiáceo les hacía estar ligeramente desconectados de la realidad y con un cansancio bastante pronunciado. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me hice el mismo análisis y descubrí que yo también tenía la caseomorfina fuera de los límites normales.
    Iniciamos una dieta sin leche y sin gluten y mi sorpresa ha sido que tras 2 meses con esa dieta de exclusión, los test de cociente intelectual que he ido haciendo por internet han pasado a darme IQ de 132 a 139 cuando antes de dicha dieta, mis resultados nunca pasaban de 116.
    Para mi no tendría mayor importancia este hecho si no fuera porque me siento muy aislada de los demás, no consigo conectar con la gente, la gente me da de lado y yo también tiendo a aislarme, y siento que necesito relacionarme con gente con la que conecte, gente con intereses parecidos a los míos: me va bien en el trabajo, estoy muy interesada en los idiomas, tengo muchas inquietudes culturales y muchas veces los demás se sienten avasallados por mi y la capacidad de aprender y los resultados que consigo, no quiero hacer sentir inferior a nadie pero tampoco me gusta esconder lo bien que me va en mis metas.
    Quizás sería conveniente hacerme un estudio para saber si tengo altas capacidades aunque me da miedo que no las tenga y ya me quedaría sin explicación de porqué me siento como un perro verde.

    • Hola, Adela:
      En primer lugar, tengo que decirte que los tests que proponen en Internet pueden dar unos resultados sólo estimados, ya que las baterías de tests que proponen no conforman un test de inteligencia completo; el más indicado en el adulto sería el test WAIS III o IV. Si quieres tener más claro cuál es tu capacidad intelectual general acude a que te haga, un/una especialista en AACCII si es posible, esta prueba, que es mucho más fiable que las de Internet.
      Respecto a lo que nos cuentas de las repercusiones en tu C.I. de tu dieta de exclusión de la caseomorfina de la leche, es muy curioso y a considerar; nunca lo había escuchado y es un factor muy importante -la dieta- a tener en cuenta en el buen funcionamiento del cerebro. Sería una excelente fuente de investigación.Sí se sabe que los colorantes, conservantes,…la “comida basura” en definitiva, no favorece el buen funcionamiento cerebral.
      Suerte y un fuerte abrazo.
      Marisol Gómez

  2. Pingback: Evaluación psicopedagógica y diagnóstico clínico | El incansable aspersor

    • La evaluación sin diagnóstico diferencial, desde mi punto de vista, no tiene sentido: es un conjunto de datos no holísticos, inconexos, que se pierden solos la mayoría de las veces y no llevan a nada exitoso.
      No es cuestión de patologizar a una persona, sino de saber qué le ocurre (si tiene AACCII puras, por ejemplo, no es nada patológico, porque se trata sólo de una particularidad del ser humano que, eso sí, si no se diagnostica, puede causar inadaptaciones varias y problemas psicológicos más relevantes -depresión, ansiedad, aislamiento social,…-, con lo que el diagnóstico temprano es muy interesante) y ponerle remedio oportuno, por supuesto; si no, ¿de qué sirve un diagnóstico sin intervención?.
      Aunque no estemos de acuerdo, gracias por tu opinión.
      Un abrazo.
      Marisol Gómez

      • Belén dijo:

        Hola Marisol,

        Me encanta encontrar un lugar con tanta información sobre las altas capacidades y donde todo está explicado con tanta profesionalidad. La verdad es que, en mi caso, recientemente descubrí lo que eran las altas capacidades y después de leer sus características me pareció que muchas piezas de mi vida encajaban. No sé si soy una persona con altas capacidades, pero me gustaría que me recomendaras algún lugar donde pudieran evaluarme. Yo resido en Sevilla aunque también estoy mucho por Málaga.
        Particularmente, soy una persona supersensible, perfeccionista, muy exigente conmigo misma, cuando estudiaba solía sacar buenas notas estudiando en el último día, tengo un gran sentido de la justicia y la moral, mucha empatía y me cuesta despreocuparme de los demás y de lo que ocurre a mi alrededor, también tengo mucha creatividad y necesito tener siempre la mente ocupada.¿Crees que podría tener altas capacidades?
        También de pequeña les dijeron a mis padres que tenía dislexia, pero lo ignoraron y no quisieron hacerme las pruebas. Sé que tengo problemas para recordar palabras y confundo términos o modifico sílabas cuando hablo.

      • Hola, Belén:
        Me alegra que te gusten los artículos del blog. Gracias por tu comentario.
        Por lo que me comentas, puedes tener altas capacidades intelectuales y también dislexia (¿Por qué no?), ya que los dos diagnósticos no son incompatibles.
        En Sevilla, podrías preguntar en la asociación ADOSSE de altas capacidades para que te den la referencia de los gabinetes especializados en AACCII que sé que hay en tu ciudad. Si no, puedes llamar a esta consulta y te haría el test de inteligencia WAIS III (no tengo el IV, pero aún se puede administrar el III) de diagnóstico de las AACCII en el adulto.
        Suerte y un fuerte abrazo.
        Marisol Gómez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s